Balón intragástrico

347

¿Qué es?

El balón intragástrico es un dispositivo ideado para facilitar la pérdida de peso en pacientes con obesidad.

Se trata de una esfera de silicona que, una vez introducida en el estómago, bajo control endoscópico, se rellena con 600 cc de agua y se deja flotando libremente en la cavidad gástrica.

El balón, al ocupar parcialmente el estómago y dificultar su vaciado, produce una disminución de la sensación de hambre y la aparición de saciedad precoz al comer.

Con estos dos efectos es más fácil seguir una dieta adecuada y poder cambiar los hábitos dietéticos y de ejercicios necesarios para, no sólo conseguir una pérdida de peso, sino también mantenerla los meses siguientes.

El balón se lleva durante 6 meses, después hay que retirarlo.
Durante los 2-3 primeros días es normal tener náuseas, vómitos y molestias en epigastrio pues el estómago intenta liberarse del balón. Pasados estos primeros días no suele haber más efectos indeseables.

Está  indicado en pacientes obesos de 18 a 60 años, con un índice de masa corporal entre 30 y 40 kg (obesidad premórbida), que normalmente corresponde a un sobrepeso de 15-25 kg.

Está contraindicado en pacientes con trastornos endocrinos, trastornos mentales que no permita seguimiento de la dieta.

Tampoco se podrá poner a  pacientes con cirugía gástrica previa, hernia de hiato o trastornos de la coagulación.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refrescar

Salud Madrid SEME