celulitis

¿Qué es la celulitis?

1193


La celulitis es una alteración local del relieve de la piel dándole una apariencia de piel de naranja, o de colchón. Este aspecto es el resultado del abultamiento de los lóbulos de grasa fuera de su marco conectivo, en la dermis.


El fenómeno es más frecuente en caderas, glúteos y muslos, pero también puede aparecer en otras áreas, incluyendo el abdomen. Hasta el 90% de las mujeres de más de 20 años de edad, se ven afectados en diversos grados, frente a sólo el 2% de hombres.


La celulitis es vista como una condición normal por la comunidad médica, pero es una preocupación cosmética importante para la mayoría de las mujeres afectadas. La celulitis no es una manifestación de la obesidad, y las mujeres jóvenes, incluso con un índice de masa corporal (IMC) normal pueden padecerla. Sin embargo, el sobrepeso agrava la presencia de la celulitis. Otros factores de riesgo incluyen un predisponente fondo genético y un desequilibrio hormonal, la medicación que causa retención de agua, un estilo de vida sedentario, los períodos prolongados de inmovilidad, vestir ropa ajustada, el tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, los malos hábitos alimenticios, el estrés. Algunos trastornos también se han asociado con la celulitis, como la insuficiencia venosa, problemas renales, perturbaciones metabólicas y alteración gastrointestinal.


La causa exacta de la celulitis es aún materia de debate, pero la mayoría de los científicos están de acuerdo en la participación de la microcirculación reducida, la infiltración intersticial de líquido (edema), hipertrofia localizada de los adipocitos, el estrés oxidativo y la inflamación de bajo grado persistente, combinado con alteraciones de la matriz extracelular.


La extensibilidad, elasticidad y capacidad de recuperación de la piel son también anormales.


La condición puede comenzar con la activación de metaloproteínas de la matriz celular ( MMPs) inducida por la activación hormonal. lo que debilita la integridad de la matriz extracelular y ocasiona trastornos vasculares. Como resultado, las fugas de líquido fuera de los vasos y células inflamatorias son reclutados dentro de los tejidos en los que generan la inflamación y liberar MMPs adicionales. En un esfuerzo por sanar, la matriz dañada de los septos fibrosos se convierte en septos escleróticos


Mientras tanto, las hormonas también pueden estimular la actividad metabólica de los adipocitos, que aumentan en volumen. Los lóbulos de grasa hipertróficos tienden a ejercer presión en los capilares que rodean, por lo tanto añadiendo a su fragilidad y habrán obstáculos en la circulación.


El proceso es como un recordatorio de lo que sucede con el envejecimiento en las capas superficiales de la piel (dermis y epidermis) donde los cambios están asociados con la activación de MMP, propiedades biomecánicas alterados, reducida integridad de los vasos, y la inflamación.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refrescar

Salud Madrid SEME